Estudios termográficos

Trabajamos para la optimización de la producción a través de mantenimiento predictivo de equipos industriales, utilizando herramientas como los estudios termográficos.

¿Qué es un estudio termográfico?

La termografía es una herramienta predictiva que permite localizar los defectos de funcionamiento mediante la radiación térmica emitida de la maquinaria, cuadros eléctricos y otros equipos.

Se realiza utilizando una cámara termográfica, dónde apuntando hacia el elemento que queremos estudiar, se obtiene una imagen termográfica que muestra las diferentes temperaturas del elemento y con ellas se pueden analizar los posibles defectos del elemento.

Los estudios termográficos tienen el objetivo de plasmar los resultados obtenidos del análisis termográfico realizado en los equipos e instalaciones eléctricas, para determinar los puntos calientes que puede tener las instalaciones y así, poder predecir las posibles averías y fallos en un futuro. 


CRITERIOS DE ANÁLISIS SEGUIDOS POR MIM

Para la determinación del posible malfuncionamiento de los equipos e instalaciones eléctricas, aplicaremos el criterio especificado por la NETA (International Electrical Testing Association).

Nivel

Diferencia Temperaturas Puntos Similares

Diferencia Temperatura Ambiente

Clasificación

Acción

1

1ºC ≤ DIFSIM < 4ºC

1ºC ≤ DIFAMB < 11ºC

Posible deficiencia

Se requiere más información

2

4ºC ≤ DIFSIM < 15ºC

11ºC ≤ DIFAMB < 21ºC

Probable deficiencia

Reparar en la próxima parada disponible

3

15ºC ≤ DIFSIM

21ºC ≤ DIFAMB < 40ºC

Deficiencia

Reparar tan pronto como sea possible

4

15ºC ≤ DIFSIM

40ºC ≤ DIFAMB

Deficiencia mayor

Reparar immediatamente

¿Cómo ralizamos estudios termográficos?

El primer paso para realizar un estudio termográfico es definir y seleccionar los equipos que se van a tener que realizar la termografía infrarroja para su posterior análisis.

Recopilamos la información previa de cada uno de los equipos seleccionados, ubicación, funcionamiento, historial de averías, entre muchas otras.

Una vez tenemos los datos necesarios de cada equipo, procedemos a realizar las termografías infrarrojas en los equipos pre seleccionados.

Nuestro departamento técnico realizamos un informe con las conclusiones extraídas del análisis de las termografías infrarrojas. Localización puntos graves y leves, localización puntos fríos y evaluación de la criticidad de los defectos.

Una vez realizado el informe, se presentan los resultados obtenidos al cliente juntamente con el plan de acción y recomendaciones a seguir. 

BENEFICIOS DE LOS ESTUDIOS TERMOGRÁFICOS​

Evita averías

La termografía infrarroja detecta las anomalías invisibles a simple vista, por lo tanto, permite corregir los fallos antes de que se produzca la avería.

No es necesario parar la producción

A diferencia de otras herramientas y técnicas, la termografía no necesita parar la producción para poder analizar los equipos.

Uso energético más eficiente

Se disminuye el consumo de los equipos de refrigeración y calefacción, consiguiendo disminuir el impacto medioambiental y económico.

Aumenta la vida útil de los equipos

La termografía permite analizar el funcionamiento del equipo, permitiendo la detección de errores para su posible corrección, alargando así la vida útil del equipo.

Reduce el uso de recambios

A consecuencia del aumento de la vida útil de maquinaria y equipos, se disminuye el uso de recambios gracias a la disminución de averías y elementos rotos.

Optimiza los gastos

La termografía infrarroja permite detectar averías con anticipación, aumentando así el tiempo de productividad y maximizando la rentabilidad.

Nuestros técnicos están cualificados con el certificado de termografías infrarrojas.